Pienso

Blanca Gómez

 

“Esta maternidad es perfecta”, me digo asomada al balcón, mientras muerdo una raíz de jengibre y reviso cómo van las sábilas que trasplanté hace dos semanas. “Esas palabras se gestaron en mí, vieron la luz primera a través de mí. Pero luego de ser existencia salen bien rapidito volando. Me dejan, las dejo y no pasa nada. No hay apego, no hay despedidas. No hay necesidad de que nadie diga: Mira, allá van las que un día pariste”.

“Esta maternidad es perfecta”, me digo yo luego de escribir un poema. Yo que hasta ahora solo conozco esta única forma de ser madre: rayar sobre el papel, sembrar una planta, dejar en la ventana agua y banano maduro para los pájaros.

 

Texto: Todaslasquehesido.com
Ilustración: Blanca Gómez.