Soñé

DURE Amelie Arbouin

 

Esta madrugada, justo antes de despertar, tuve un sueño: el Niño Dios, envuelto en un pañalito de tela blanca y suspendido en el aire, le entregaba algo a Papá Noel. El viejo cacheticolorado y peli blanco abría una bolsa y, al darse cuenta que era un regalo para él, no podía contener las lágrimas.
—¿Para mí? —le preguntaba al Niño Dios conmovido y gozoso. —Pero si a mí nunca me han dado un regalo —volvió a decir.

Entonces me desperté.

Texto: Todaslasquehesido.com
Ilustración: vía d-u-r-e.tumblr.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s