Sin darse cuenta

paz

 

Crecí aquí, rodeada de montañas, vecina de la alcaldía y la iglesia, vecina de la plaza principal de mi pueblo. Y en la época de mayor conflicto, cuando yo todavía era una niña y la guerra se tomó la mayoría de los pueblos vecinos, mi pesadilla más recurrente era una en la que escuchaba a mi mamá gritando: “ya vienen, ya vienen”. En medio del sueño veía y sentía como mi casa y la iglesia explotaban. Me despertaba temblando y llorando.

Una vez llegó el rumor de que el próximo pueblo era el nuestro, que de esa sí no nos salvábamos. Y espantados vimos a los policías de la estación, que quedaba al lado de la alcaldía, sacar cajas llenas de documentos e irse lejos de la plaza principal. Sabíamos que lo hacían para protegernos, porque la guerrilla acostumbraba a llegar tirando pipetas de gas contra ellos.

La estación de policías nueva quedó más cerca del cementerio que de cualquier otra cosa y aunque al pueblo nunca se lo tomó la guerrilla, sí se lo tomaron el miedo y el dolor que llegaron con los vecinos y desplazados de otros pueblos que sufrieron perdidas inmensas.

La guerra no se acabó, pero durante los últimos años se movió de escenario. A nosotros nos dejó respirar, a otros los siguió asfixiando. Seis millones de victimas en 54 años de conflicto entre el Gobierno y la guerrilla, leí en el periódico ayer. Eso es demasiado.

Hubo muertos de todos los bandos y hubo muertos de todas las categorías. Lo que nunca entendimos muchos fue por qué a algunos se los lloraba y a otros se los celebraba. ¿Por qué si somos los mismos?

“Mataron al mono hijueputa ese, ahora si los tienen encerrados y aguantando hambre en el monte”, me dijo un vecino con cerveza en mano, sonriendo y brindando por el asesinato de unos guerrilleros hace unos años. Y yo sin responderle nada me fui rezando para que se acabara pronto la guerra, para que terminara antes de que la gente buena se volviera mala sin darse cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s